Crear lazos afectivos con tu hijo, tres pilares clave

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Facebook
Twitter
Pinterest

Crear unos buenos lazos afectivos con tu hijo es la base para que se sienta feliz y acabe siendo un adulto independiente.

Portada del libro La magia de crecer juntos de Hedvig Montgomery

Los tres pilares

Hedvig Montgomery nos explica en su libro La magia de crecer juntos los tres pilares fundamentales sobre los que construir esos lazos emocionales con tu hijo:

  • El primer paso es crear una base sólida en tu relación con tu hijo. El objetivo principal es que él sienta que tú eres el mejor. Que sepa que contigo siempre se sentirá seguro. Que puede contar contigo en todo momento. Que tú, le entiendes.
  • El segundo es formar una tribu. Todas las personas tenemos la necesidad natural de pertenecer a un grupo. Independientemente del tamaño de tu tribu, de tu familia, esfuérzate en construir vuestros propios ritos. Las cenas de diario, las pizzas del fin de semana viendo la tele, el aperitivo de los domingos, etc. Y no te olvides de incluir siempre actividades placenteras para todos los miembros de la tribu.
  • Y por último corrobora los sentimientos de tu hijo. Los pequeños necesitan saber que sus sentimientos son comprendidos. Tu labor es asegurarte de que entiendes lo que le pasa y que se lo haces saber. Eso le ayudará a relacionarse con el resto de personas a lo largo de toda su vida.

Recuerda, el trabajo mas importante que puedes hacer como padre es consolar a tu hijo. Nunca dejes de mostrarle tu satisfacción y tu respeto.

Portada del libro Primeros auxilios emocionales para niños y adolescentes de Javier Urra.

¿Por qué es importante crear fuertes lazos afectivos con tu hijo?

Javier Urra nos recuerda en Primeros auxilios emocionales para niños y adolescentes que es en el seno de la familia donde el niño va a aprender a sentirse él mismo. Donde empezará a pensar en sus sentimientos, a nombrar lo que sucede en su interior. Y por último a aprender a gestionar sus emociones y cómo impactan sus reacciones en los otros.

Para ello es esencial crear un fuerte apego con tu hijo. Será la base para las relaciones sociales futuras de tu hijo. Este apego hay que fomentarlo en la infancia, ya que las personas con un apego seguro toman decisiones, son capaces de resolver conflictos, afrontar separaciones y pérdidas, se muestran responsables y asumen las consecuencias de sus propios actos.

Es posible que sientas que aún no has encontrado el camino correcto. No te apures, tienes toda la infancia de tu hijo para interactuar con él. Podrás ir construyendo la seguridad en sí mismo cada día.

Lo único que necesita tu hijo es tener una buena relación con su entorno. Según vaya creciendo a tu lado, tendrás innumerables ocasiones de ir afianzando vuestro lazo.

Facebook
Twitter
Pinterest

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.