La ovejita que vino a cenar

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Leer con nuestros hijos es una de esas actividades primordiales que hay que hacer desde que están muy chicos. En este sentido, La ovejita que vino a cenar nos ofrece un contenido diferente, que rompe estereotipos y a tu pequeño le encantará.

Debemos convertir la lectura en un hábito. Nada mejor para eso, que un libro lleno de hermosas ilustraciones y fabulosas enseñanzas. Dicho libro, le mostrarán a tu pequeño el valor de la bondad y la amistad.

En este cuento encontrarás un lobo que rebosa empatía y una ovejita a la que querrás comerte a besos.  Pero sobre todo, un mensaje que te llegará al corazón toda la vida.

Definitivamente un libro que os hará reír y que no dejaréis de leer noche tras noche. Veamos un poco más de que se trata esta historia.

Portada del libro "La ovejita que vino a cenar" de Steve Smallman. Valoración 8,9 sobre 10 basada en 515 opiniones.

Sinopsis

La ovejita que vino a cenar es un delicioso cuento repleto de valores como la amistad, la generosidad y la aceptación de las diferencias.

En casa del viejo lobo hambriento siempre hay para cenar una miserable sopa de verduras. Pero una noche llaman a la puerta de su pequeña cabaña y resulta ser ni más ni menos que una pobre ovejita que se ha perdido. El lobo, entonces, empieza a pensar que esa noche va a poder llenarse el estómago con un delicioso estofado… Pero la ovejita no quiere ser la cena del lobo, ¡quiere ser su amiga!

Una entrañable historia de amistad.

Fuente: Amazon

Ficha técnica

  • Título: La ovejita que vino a cenar
  • Autor: Steve Smallman
  • Edición: tapa dura 32 páginas.
  • Editorial: Beascoa
  • ISBN: 978-8448824549
  • Valoración media: 8,9 sobre 10 de 515 lectores (¿cómo calculamos esta valaración?).

El autor de La ovejita que vino a cenar

Steve Smallman es un ilustrador y escritor de cuentos para niños, que ha fascinado a todos desde hace algunos años. Realizó sus estudios en el Cambridge College of Art and Technology; desde ahí, todo ha ido hacia arriba.

Este querido autor nos cuenta, a través de su página web; cómo comenzó haciendo ilustraciones para libros, cómics, productos con licencia, revistas y para programas de televisión; entre ellos se encuentra The Raggy Dolls, un programa de gran renombre en el Reino Unido.

Su primer libro escrito y publicado es justamente este, La ovejita que vino a cenar. Esta maravilla lanzada en el 2006 por la empresa Little Tiger Press, una editorial dedicada a la publicación de cuentos para niños; recibió una gran acogida inmediatamente.  

El libro, fue preseleccionado para The Red House Book Awards; estos, son los premios literarios anuales para libros infantiles publicados en el Reino Unido. En adicional, fue recomendado para diversos premios a nivel Nacional.

Actualmente, ha escrito más de 50 libros para niños que puedes gozar.

Por qué merece la pena comprar «La ovejita que vino a cenar «

Una de las cosas más interesantes que posee este libro, es la ruptura de los estereotipos tradicionales de muchos cuentos. Para empezar, en esta ocasión no es el lobo el que va a por la ovejita, ¡el lobo no es el malo! De hecho, este lobo rebosa sensibilidad, ternura y empatía. Y por último la ovejita no teme al lobo, sino que confía en él, en su bondad.

Por otra parte, vale la pena comentar que el lenguaje es sencillo, adaptado a los primeros años de la infancia. Y, lo más importante, la emoción con la que está escrito llega hasta el fondo de los más pequeños. Seguro que terminan queriendo al lobo en lugar de temerle, como suele pasar en la mayoría de los casos con este personaje.

Es un libro para disfrutar, tiene toques de humor que hacen que los niños terminan sonriendo o directamente partidos de risa. Suelen engancharse de tal modo que lo piden una noche tras otra.

Si aún no estás convencido, hay que decir que este libro ya es un clásico de literatura infantil. Es comúnmente trabajado en las escuelas y los padres lo han adoptado de maravilla en sus hogares. De hecho, ha sido leído en TV por Meatloaf.

Su éxito fue tal, que ha sido traducido a diferentes idiomas, e incluso, ha sido convertido en una obra de teatro en Suecia.

Los valores que trata

El libro está plagado de valores desde el principio hasta el final. Por citar algunos, el cariño, la ternura, la amistad, la confianza, la generosidad…

Quizá el valor más destacable, precisamente por estar presente a lo largo de toda la historia sea el de la empatía. Aprendemos, a través del lobo, la capacidad de ponernos en la piel de los demás. Pensar en cómo se sienten o cuál es su estado de ánimo. Y por supuesto, adecuar nuestra respuesta en función a todo ello. 

También el lobo nos demuestra la importancia de la reflexión. Parar a pensar antes de actuar. Y las consecuencias positivas que ello acarrea.

El lobo y la ovejita no se parecen en nada, a pesar de sus diferencias, pueden llegar a hacerse grandes amigos. Vemos la importancia de querer a aquellos que tenemos más cerca. Además, ambos dejan de lado los prejuicios, fomentando el pensamiento propio y la tolerancia.

Por último, La ovejita que vino a cenar nos muestra una reflexión bastante profunda de la que poco se habla. Nuestro pobre lobo hundido en la soledad no lleva una vida agradable. Es aquí cuando la ovejita sin miedo, le ofrece su amistad, y nos muestra como el amor puede cambiar la vida de una persona.

Las ilustraciones

La obra artística de este gran libro viene de la mano de Joelle Dreidemy. Una talentosa ilustradora residenciada en París, que ha trabajado en colaboración con el autor para darle vida a diversos cuentos. De igual forma, se desempeña como artista para reconocidas revistas.

Sin duda alguna, gran parte del humor, ternura y amor que nos evocan el lobo y la ovejita son gracias a las imágenes que podemos ver. Es así como unos ojos tiernos pueden transformarlo todo y una esponjosa ovejita te cambia la vida.

Este libro posee una gran presentación ideal para atraer tu atención desde el inicio. Cuenta con dibujos grandes, bonitos y muy coloridos que encantan a los más pequeños.

El cuidado que la ilustradora ha puesto a cada detalle, asegura que podamos percibir las distintas sensaciones del lobo. Y por supuesto, que terminemos enamorados de la achuchable ovejita. Hablamos de lobos con jersey y ovejitas con zapatos, sonrisas grandiosas y expresiones elocuentes. Toda una maravilla para pasar el rato junto a tus hijos.

Portada del libro "La ovejita que vino a cenar" de Steve Smallman. Valoración 8,9 sobre 10 basada en 515 opiniones.

La narración

Con un lenguaje sencillo y familiar tus hijos podrán disfrutar de este cuento de inicio a fin. Un factor que nos encanta es la inclusión de onomatopeyas para imitar los sonidos. Así puedes añadirle más vivacidad a la historia mientras la estás contando e integrar a tu pequeño en el cuento invitándole a realizar los sonidos.

Es una historia relativamente corta pero con un mensaje importante. Su trama y la manera en la que se encuentra escrita, la hacen perfecta para pasar una tarde con tus niños. En especial, para pequeños entre 4 y 9 años.

Lo que podría no gustarte de
«La ovejita que vino a cenar»

Sólo al final descubrimos que el lobo no se come a la ovejita. Si tu pequeño es especialmente sensible puede pasar un mal rato. El resto del cuento puede generarle malestar o desconsuelo.

Ten en cuenta que es un cuento de 32 páginas. Se puede leer perfectamente antes de dormir, pero se te podría hacer un poco largo. Si tu rutina de cuento es rápida, igual tienes que partirlo y leerlo en varias noches.

En el libro encontrarás algunas alusiones religiosas, si puede ser un freno para ti, mejor que lo sepas desde el principio.

Los lobos que vinieron a cenar

Si te ha gustado toda la temática de este libro, te alegrará saber que cuenta con una segunda parte. Así es, esta fantástica amistad entre un lobo y una oveja ha perdurado en el tiempo, en contra de todos los prejuicios ¿Continuará siendo así?

Los habitantes del bosque no ven con buenos ojos la amistad entre estos dos tiernos animales. De hecho, los han dejado a un lado y no aceptan jugar con ellos. Las cosas se complican aún más cuando 4 lobos hambrientos llegan para visitar a uno de nuestros protagonistas.

Estos entrañables animalitos tendrán que probarles a todos el valor de la amistad. Así mismo, deberán enseñarles a todas las criaturas del lugar, sobre la tolerancia y el respeto.

Una segunda parte tan deliciosa como la primera que seguro debes leer. Así podrás continuar aprendiendo junto a tus hijos y todos los adorables personajes que Steve Smallman trae para ti.

Actualmente, existen una gran cantidad de libros infantiles que puedes elegir de acuerdo a la edad de los niños. Estos, son de esos libros especiales cuyos mensajes deberían llegar a todas las personas. Esperamos que puedas disfrutarlos.

Si aún no tienes claro si merece la pena comprar este libro, échale un vistazo a esta fantástica reseña de Cuentos para Matilda.

Has leído La ovejita que vino a cenar con tus hijos, ¿qué les pareció?, ¿cuáles son vuestros libros preferidos?, comentadnos vuestra experiencia abajo. No olvides que fomentar la lectura es un hábito primordial que le abrirá las puertas tu pequeño a nuevos y emocionantes mundos.

Has leído La ovejita que vino a cenar con tus hijos, ¿qué les pareció?, ¿cuáles son vuestros libros preferidos?, comentadnos vuestra experiencia abajo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: